Deducir los gastos del cuidado de nuestra salud

Respondemos a una nueva consulta que nos envía un lector. En este caso se plantea si son deducibles los gastos del cuidado de nuestra salud.

Como diseñadores gráficos, pasamos mucho tiempo en posturas perjudiciales para la espalda y con dolores intensos tanto en las lumbares como en los hombros, cosa que no creo que sea ajena a cualquier profesional que pase 8 horas o más al día delante de un ordenador. Como solución a eso, en nuestro pequeño estudio hemos tomado la determinación de pagar un par de días de natación a la semana y una sesión de fisioterapia cada mes, lo cual está dando unos resultados excelentes, tanto en lo personal como en la productividad de la empresa. Ahora bien, esos servicios que vemos básicos para nuestra empresa, ¿se pueden imputar como gastos de alguna forma?¿podemos incluir las facturas de esos dos servicios y desgravar ese IVA? (sigue en pymesyautonomos)

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: